A escasos 3 kilómetros del alojamiento rural Cuevas de las Bardenas (Bardeneras) se encuentra la entrada al Parque Natural de las Bardenas Reales de Navarra, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Siendo el paraje desértico más grande de Europa, cuenta con rincones muy pintorescos que nos evocan a paisajes lunares. Allí es posible realizar recorridos a pie, en bicicleta, en coche o en 4×4, para cautivarse con paisajes impresionantes como Castildetierra, El Rayón o Piskerra.

Extensión y zonas de las Bardenas Reales

Las Bardenas Reales de Navarra tienen 45 kilómetros de norte a sur y 24 kilómetros de este a oeste; y su altitud varía entre los 280 y los 659 metros.

El Parque Natural se divide en varias a zonas muy diferentes entre sí, tanto por su singularidad histórica como por su atractivo natural.

Bardena Blanca

Es la zona más desértica, la más espectacular y la más visitada. Es donde se localizan todas las formaciones geológicas que han sido erosionadas por el viento y el agua, creando formas sorprendentes y espectaculares: barrancos con ríos estacionales, mesetas, cerros, y los increíbles cabezos como Castildetierra.

Dentro de la Bardena Blanca se localiza el paraje denominado “Rincón del Bú”, declarado reserva natural. Destaca su singular orografía en la que la erosión ha tenido mucha influencia. En esta zona podemos encontrar una gran variedad de aves rapaces como el alimoche, el águila real, el alcaraván, la alondra, y un largo etcétera.

La Bardena Blanca
Bardenas Reales de Navarra, la Bardena Negra

Bardena Negra

Se sitúa en el límite con Aragón. Debe su nombre a la vegetación que crece en esta zona, gracias a la cual adquiere un color verde negruzco.
En la Bardena Negra se encuentra una extensión de terreno denominada “Caídas de la Negra”. Aquí abundan búhos, buitres, águilas, zorros, gatos monteses, anfibios, reptiles, etc. En esta zona, también declarada reserva natural, abunda la vegetación y los matorrales.

El Plano

Es una meseta en la que se cultiva cereal.

Bardenas Reales El Plano
Bardenas Reales Vedado de Eguaras

Vedado de Eguarás

Se encuentra en el corazón de las Bardenas Reales en el término municipal de Valtierra. Es una extensión de terreno similar a un oasis dentro de la zona desértica. En este rincón, declarado reserva natural, se encuentran las ruinas del castillo de Peñaflor: en esta fortaleza –según cuenta la leyenda- fue encerrada Blanca I de Navarra por su padre cuando se negó a casarse con el príncipe de Aragón.